Editorial

Una crisis sanitaria no estaba incluida en nuestra cartera de “imprevistos”

¿Está preparado el sector de la promoción inmobiliaria comercial para la Nueva Normalidad?

Alfonso Villacorta, Cosejero Delegado de SiGLA

A finales del siglo XVII, los ingleses descubrieron en Australia cisnes negros. Una conmoción, dado que en Europa se creía que todos los cisnes eran blancos.
Trescientos años después, un matemático libanes, Taileb, publicó un libro con el titulo de El cisne negro, en el que explica sus teorías. Un cisne negro es un evento a) altamente improbable, b) de elevado impacto y c) una vez sucedido, tiende a explicarse con razonamientos lógicos.

¿El coronavirus es un cisne negro? Para la mayoría parece que sí, pero para otros el acontecimiento no tenia nada de “altamente improbable”. Parece que lo verdaderamente importante es reconocer que no estábamos preparados, no solo sanitariamente, y que cuando sucedió no se supo, ni diagnosticar ni solucionar, principalmente porque cuando el futuro es negativo siempre se tiende a infravalorar.

La nueva crisis nos ha traído, entre otras, una aceleración de la digitalización, un mayor control de los estados, menos clase media y mas pobre, mas teletrabajo y comercio electrónico, y nuevas discusiones económicas, algunas sobre el valor del capitalismo autoritario chino o un nuevo colectivismo idealizado.

Como influye todo esto en nuestro sector, ya se adivina catastrófico y con eso debemos trabajar. Un cambio estructural se nos va a imponer y es necesario que estemos en primera línea para adaptar nuestros negocios a la nueva realidad. El éxito de nuestras empresas dependerá de nuestro acierto en esa adaptación, previéndola, planificándola y principalmente acertando en nuestras decisiones; es decir, lo que siempre ha marcado el éxito o el fracaso de un proyecto empresarial.

0